Entrevista a García Sabuco, árbitro asistente de 1ª División y Trofeo "Vicente Acevedo" 2013

Publicado el 12 de agosto de 2013

Los árbitros asistentes realizan una gran labor en el campo y aunque muchas veces pasan desapercibidos para la familia del fútbol, son una pieza clave del equipo arbitral. Entrevistamos a Francisco Javier García Sabuco, árbitro asistente navarro ascendido a Primera División y recientemente galardonado con el Trofeo “Vicente Acevedo” al mejor árbitro asistente de Segunda División.

Perfil personal

Fecha nacimiento: 16/11/1980.

Lugar: Pamplona.

Estado civil: soltero.

Estudios: Geografía e Historía.

Estudiante universitario.

Aficiones: los deportes en general, cine, familia y leer.

Trayectoria arbitral

Primera División: asciende en la Temporada 2013/2014

Segunda División: 4 temporadas (Trofeo mejor AA Temporada 2012/2013).

Segunda B: 2 temporadas.
Tercera División: 4 temporadas (Trofeo mejor AA).
Preferente: 2 temporadas.

Regional: 2 temporadas (Trofeo mejor árbitro Alava).

Juveniles: 2 temporadas.
Entrevista a Javier García Sabuco.

Pregunta de rigor. ¿Con qué edad te acercaste al mundo del arbitraje y por qué?
Empece con 17 años, me cogió el “gusanillo” al ver a mi padre arbitrar partidos en el trofeo en Navarra.

Antes que árbitro asistente fuiste también árbitro de fútbol.
Sí, empecé en el comité navarro y por temas laborales debí desplazarme a Vitoria donde me colegié. Allí estuve una temporada y media como árbitro en Primera Regional, dos en Regional Preferente y media temporada como árbitro asistente en Tercera División, momento en que retorné a Navarra como asistente.

Crees que el haber sido previamente árbitro facilita tu labor como asistente.
Sí, creo que es básico que un asistente experimente, previamente o en algún momento, lo que siente un árbitro, con y sin “líneas”; ello te permite valorar in situ la función que cada uno debe tener en el terreno de juego y cómo cada cual, en su área de trabajo, puede contribuir a mejorar la labor arbitral.
En el ascenso de 2ªB a Segunda División ascendiste directamente o debiste acudir previamente a Madrid a realizar el cursillo de ascenso para árbitros asistentes.
Realice el cursillo de ascenso. Acudí en dos ocasiones, en la primera quedé segundo reserva y en la segunda subí como tercer clasificado.
¿Qué recuerdos retienes de la 2ªB?

Tengo unos recuerdos muy buenos. Son los primeros viajes que realizas como árbitro fuera de tu territorial, convives con el árbitro y con los compañeros que te acompañan a otro nivel y conoces a otros tríos de otras comunidades. Comienzas a ver un fútbol más profesional.

¿Recuerdas tu primer partido como asistente en 2ªB?
Sí, fue en Gava (Barcelona) con mis excompañeros Ignacio Ainzua Zabalo como árbitro y Javier Imas Corera como asistente.

¿Y en Segunda División?
Mi debut fue un Cordoba-Villarreal B con Daniel Jesús Trujillo del comité tinerfeño y Francisco Javier Martín García del comité balear.
¿Quién te notificó el ascenso a Segunda y Primera División?

Mis dos ascensos me los comunicó Carmelo Miramón Moreno, Presidente del Comité Navarro de Árbitros de Fútbol.

¿Principales diferencias percibidas como asistente en el tránsito de la 2ªB a Segunda División?
Sobre todo la velocidad de juego, la técnica de los jugadores y la repercusión mediática.
Sinceramente, ¿soñaste en algún momento con llegar a Primera División?
Sí, muchas veces. Con trabajo y esfuerzo a veces los sueños se cumplen.
¿Cuál es tu preparación física?
Pertenezco al club de atletismo Hiru-Herri desde hace 2 años donde cuento con un preparador físico particular que planifica mis entrenamientos. Cuando no árbitro compito en atletismo y en triatlon, sobre todo al finalizar la temporada para así seguir manteniendo la condición física de cara a las primeras pruebas arbitrales de la temporada.

¿Y tus marcas personales?

En las series de 400 metros son 56,08 segundos y en 800 tengo 2,18´. En la prueba de campo que realizamos como árbitros asistentes tengo como mejor marca 26,28 segundos y de media en velocidad en las series de 40 metros 5,30 segundos.
En la temporada que acaba de terminar has sido el primer clasificado en la relación de árbitros asistentes de Segunda División ¿cómo lo viviste?
Con una gran alegría y como un premio al trabajo y a la constancia de los últimos años.
La temporada anterior ocupaste el primer puesto de reserva en el ascenso a Primera División, posición compleja.
Lo vives con alegría por ocupar una posición tan destacada y a su vez con un poco de pena al ver que has estado tan cerca de cumplir tu sueño, por suerte, un año después, puedo decir que ese sueño se ha cumplido.
Cómo hay que actuar en banquillos cuando tras una decisión polémica suben las pulsaciones.
Con muchísima calma y tranquilidad, el árbitro asistente y el cuarto árbitro que estamos en mayor contacto con la zona de banquillos somos los primeros que debemos transmitir templanza.
Alguna anécdota en banquillos.
Ninguna destacable.
Qué es lo más bonito y lo más gracioso que te han llamado desde la banda.
Sinceramente, cuando estas tan concentrado y tan centrado en realizar tu trabajo no escuchas lo que te dicen desde la grada.
¿Cuál ha sido o es el árbitro asistente al que siempre quisiste parecerte y por qué?
Por amistad y cercanía a Fermín Martínez Ibáñez. Para a mi ha sido un ejemplo de preparación física y técnica; en su larga trayectoria como árbitro asistente ha tenido un elevado nivel de acierto en sus decisiones.
¿Tienes como asistente alguna manía reconocible antes, durante o después de los partidos?
Ninguna, si acaso dormir y descansar todo lo posible el día anterior al partido.
¿Con cuántos árbitros has actuado en Segunda División?
He compartido partidos con Trujillo, Teixeira, Gorka Sagues, Ricardo de Burgos, Daniel Ocón y con Eduardo Prieto.
Cómo es la coordinación con el 4º árbitro en la zona de banquillos.
Fluida y concreta, cada uno sabe lo que tiene que hacer y no solapamos nuestras funciones.
En 2ªB los informadores rara vez comentan al final del partido la actuación del árbitro asistente, ¿pasa lo mismo en Segunda División?
No, en Segunda División los informadores tienen la consigna y el trabajo de hacernos mejores y ya en el propio campo, al finalizar el encuentro, nos trasmiten aspectos susceptibles de mejora.
Cuando conoces el informador del partido, si sabes que fue anteriormente asistente, ¿te motivas especialmente?
En mi caso no, mi mayor motivación es hacer bien mi trabajo, con independencia de quien me informe y del partido que sea.
¿Qué tal la concentración de árbitros y árbitros asistentes de Primera División recientemente celebrada en Santander?
Muy bien, una experiencia muy agradable. Mis compañeros de Primera División me han acogido con los brazos abiertos y sólo tengo palabras de agradecimiento para todos ellos.
¿Alguna diferencia respecto a las concentraciones de Segunda División?
El trabajo y las consignas son básicamente las mismas, se persigue trasladar la misma información en todas las categorías para lograr una unificación de criterios. Sí se nos reseña que los árbitros y árbitros asistentes de Primera División tenemos que dar y ser un ejemplo para el resto de las categorías.
¿Qué se siente cuando un compañero no logra finalizar las pruebas físicas?
Mucha pena y tristeza porque aparte de compañeros de profesión somos amigos.
En la reciente concentración de pretemporada recibiste en Santander el Trofeo Vicente Acevedo” al mejor árbitro asistente de Segunda División ¿qué sentiste al recibir el trofeo?
Muchísima alegría e ilusión.
Y cuando saliste al estrado delante de toda la plantilla de Primera División a recibir el Trofeo junto a grandes espadas como Clos Gómez, Martínez Munuera y tu compañero asistente de Primera División Aguilar Rodríguez, ¿qué pensaste?
Pensé: que orgullosa se va a sentir mi familia.
¿Sabes quién fue Vicente Acevedo?
Sé que fue vicepresidente del colectivo arbitral hace años y una gran institución dentro de nuestro colectivo y profesión.
En la entrevista a Eduardo Prieto que realizamos en nuestro blog dijo esto sobre ti: “Javi ha trabajado muy duro para llegar a Primera División y es una persona de mi máxima confianza con lo cual mantenemos el equipo que tan buen resultado ha dado estos años”. ¿Qué te parece?
Que Eduardo es un gran amigo y además un gran árbitro; todo lo que dijo sobre mi es aplicable a él.
Cuando acaba un partido analizáis conjuntamente en equipo la existencia de posibles jugadas polémicas o conflictivas.
Sí, siempre. Nos juntamos e intentamos revisar los partidos siempre que los podemos conseguir.
¿Qué les dirías a las jóvenes promesas que inician su carrera y tienen dudas entre ser árbitro o árbitro asistente?
Que elijan la opción que elijan, que intenten disfrutar al máximo en cada partido y que no se obsesionen por subir. Los ascensos llegan con paciencia y trabajo.
¿Sigues nuestra web? ¿Qué te parece?
Sí, lo sigo. Me parece una gran idea ya que a través del mismo se hace una labor didáctica muy destacable y además de manera desinteresada. Quiero agradecerte la oportunidad que me has brindado de participar en tu web y deseo que a los lectores les parezca amena e interesante esta entrevista.
Comentarios y trackback no están actualmente permitidos.

Comentarios están cerrados.

Contact Us