Mal tiempo: 6 consejos para delegados y árbitros

Publicado el 25 de febrero de 2015

Seis sencillos consejos a tener en cuenta cuando las condiciones meteorológicas adversas hacer presagiar que la celebración del encuentro puede peligrar.

preparar_terreno

 

Foto JUAN JOSÉ GÓMEZ JIMÉNEZAutor: JUAN JOSÉ GÓMEZ JIMÉNEZ

Responsable del sitio web. Gestor, editor y coordinador de contenidos. Apasionado/experto en reglas de juego. Si quieres saber más sobre mi pincha en este enlace: Perfil.

 

Acudir al partido el fin de semana suele conllevar ciertas pautas por todos conocidas y por lo general repetitivas: quedar antes del partido, acordar y preparar las respectivas equipaciones, llegar al terreno con el tiempo preestablecido, etc.

Participan de ellas tanto el personal técnico y de apoyo de los respectivos clubes, como los futbolistas y el propio equipo arbitral; sin embargo, hay momentos en que esas pautas repetitivas deben adaptarse a las circunstancias especiales de un encuentro, me refiero muy especialmente a aquellos casos en que las condiciones meteorológicas adversas pueden hacer presagiar que el estado del terreno de juego y la celebración del propio encuentro pueden peligrar.

Cuando todo hace presagiar que el terreno de juego pueda estar en mal estado (nieve, lluvias torrenciales, inundaciones…) los agentes intervinientes en el encuentro deben cambiar sus rutinas habituales.

Seis sencillos consejos para delegados y árbitros:

1.- Seas delegado o empleado del club local intenta llegar al terreno de juego con más tiempo del habitual, ello te permitirá inspeccionar el terreno de juego y las instalaciones y adelantar los trabajos necesarios que permitan una mejora de las condiciones del terreno de juego (marcaje de líneas, achicar agua…).

2.- Si eres árbitro llega al terreno antes de lo habitual, la pronta inspección del terreno facilitará tu toma de decisiones, así como el trabajo de subsanación de deficiencias por parte de los empleados del club local.

3.- Si la titularidad del recinto es pública, los miembros del club local deben adelantarse y contactar con los empleados municipales encargados del mantenimiento del terreno para adelantar la apertura habitual de las instalaciones.

4.- El titular del terreno debe ser previsor y contar con uno o varios balones de colores vivos (naranja, rojo…) que serán de gran ayuda en caso de nieve.

5.- La existencia de varias escobas/escobones/rastrillos en las instalaciones permitirán que varias personas a la vez puedan trabajar en el achique de agua del terreno o en las tareas de limpiar/despejar de nieve las líneas que demarcan el terreno de juego.

6.- Si las deficiencias observadas en el terreno de juego son objetivamente imposibles de subsanar (inundación del terreno…) hay que contactar con la mayor celeridad posible con los “enlaces” federativos correspondientes, a fin de valorar si es preceptivo suspender por adelantado el encuentro evitando con ello tanto el desplazamiento del club oponente, del equipo arbitral, como de los propios jugadores.

Artículos relacionados: Motivos de suspensión de un partido

>>>>> Si quieres recibir nuestras nuevas publicaciones en tu email subscríbete vía RSS o en este enlace: Subscríbete. Si quieres saber más sobre reglas de juego (cambios, resolución jugadas, preguntas técnicas…) síguenos en Twitter pinchando en este enlace @arbitrofutbol.

Comentarios y trackback no están actualmente permitidos.

Comentarios están cerrados.

Contact Us