Soy delegado de campo

Publicado el 7 de diciembre de 2015

El delegado de campo debe ser una persona atenta y cabal, los clubs deben elegir muy bien quien realiza esta labor en sus equipos.

delegado-de-campo

 

Juan Carlos Osuna Villegas, Delegado del Córdoba C.F. “B”, nos traslada su opinión sobre cuál debe ser el papel del delegado de campo. Muchas gracias amigo.

El fútbol es para disfrutarlo.

Nos apasiona el fútbol, es nuestra locura y nuestra pasión, le dedicamos muchísimo tiempo, a veces es ingrato, pero sabe compensarnos con alegrías para que siga mereciendo la pena.

Para que exista el fútbol es indispensable la figura del árbitro, pero para cuidarlo y garantizar su trabajo es indispensable la figura del delegado, en especial el delegado de campo.

Personalmente entiendo la figura del delegado de campo como la persona de confianza del equipo arbitral, esa persona en la que confiar porque saben que estará siempre de su lado, independientemente de resultados o actuaciones, que éstos en fútbol son pasajeros. El delegado debe de marcar una línea de actuación y de interacción con los colegiados que no debe ser nunca alterada por el devenir del partido. Debe ser una persona cordial, atenta, honesta y cabal, que aporte cordura y sensatez en todas sus actuaciones, tanto con el equipo arbitral como con la expedición visitante. Por ello, los clubs deben saber elegir muy bien quien será esta persona en sus equipos.

Particularmente pienso que los equipos que mejor sepan convivir con el error arbitral son los que a la larga saldrán vencedores. El error arbitral, como el resto de los errores, forman parte del juego, existen a todos los niveles y seguirán existiendo pese a la evolución tecnológica a la que estamos abocados. No estoy de acuerdo en el tópico del fútbol “los árbitros un día te dan y otros te quitan”, el error es eso error y éste no es dirigido, pertenece al azar por lo que hay que estar preparado para cuando vengan incluso para cuando permanezcan.

En este sentido, los equipos ganan mucho en cuanto a formación y actualización del reglamento. Personalmente, intento siempre estar actualizado y procuro transmitir esto a los equipos en los que formo parte, no siempre es fácil.

El día de partido es “el día”.

El delegado es el primero en llegar al estadio y el último en marcharse, pero a la vez al que más corto se le hace porque lo disfruta y lo vive. Ofrece su colaboración (en muchos casos de forma altruista) y facilita las cosas aunque respetando el espacio del equipo arbitral, creo que el delegado debe ser una herramienta a disposición del colegiado, nunca al contrario.

Personalmente, me considero un afortunado, jugué mal al fútbol durante 8 años, estuve colegiado en Córdoba durante 20 y en la actualidad esta es la cuarta temporada como delegado del Córdoba C.F. “B”, el club de mi ciudad y de mis amores y al que sigo desde que mi padre me llevó por primera vez con 6 añitos. Disfruto del fútbol cada día, respetando al rival, que posiblemente sienta lo mismo que yo por su club y por supuesto al arbitraje que supo formarme como deportista y como persona.

Un abrazo para todos/as y a disfrutar de nuestro deporte.

>>>>> Si te gusta nuestro trabajo te animamos a que nos sigas a través de nuestra cuenta en Twitter @arbitrofutbol. Si quieres recibir nuestras nuevas publicaciones en tu email subscríbete vía RSS o en este enlace: Subscríbete

Comentarios y trackback no están actualmente permitidos.

Comentarios están cerrados.

Contact Us