Triple castigo

Publicado el 14 de septiembre de 2015

UEFA vuelve a poner sobre la mesa el debate del triple castigo pidiendo a Board que lo suavice con la eliminación de la expulsión.

triple_castigo

Foto JUAN CARLOS ALONSOAutor: JUAN CARLOS ALONSO

El fútbol es mi pasión, he trabajado y colaborado en diferentes estamentos del mismo. He sido árbitro, directivo, miembro de la asamblea de la Fcylf y colaborador en Reglas de Juego dentro del Real Valladolid. Acerco los entresijos del reglamento desde COPE Valladolid.

¿Se suavizará el triple castigo?

UEFA vuelve a poner sobre la mesa el debate del triple castigo, ese que viene de la jugada que provoca penal, expulsión y un partido de suspensión , lo hace al pedir a Board la eliminación de la expulsión por pensar que el penal ya es suficiente castigo para el bando que defiende.

Reconozco que es uno de los debates más interesantes de los planteados sobre materias reglamentarias, cada cierto tiempo salta a la palestra. Para poder entender la esencia de esta norma y que pretende conseguir dentro del juego, nos tendremos que ir al origen de las reglas de juego y su evolución hasta el momento actual.

El fútbol desde su nacimiento siempre tuvo dos premisas fundamentales en la elaboración de sus normas, por un lado la protección física de sus participantes y medidas que favorecieran el juego de ataque, así permitir el objetivo primordial y festivo de este juego, el gol.

El juego en su origen nació sin áreas, por eso los jugadores del bando defensor cuando la jugada llegaba cerca de la portería mostraban agresividad y falta de respeto por el juego con el objetivo de no dejar anotar un gol al contrario. En 1902 se introdujo el área para especificar una zona donde cualquier falta a favor del equipo atacante en se sancionara con la máxima gravedad creando el disparo de la muerte o conocido en la actualidad como penal.

Esta norma fue efectiva hasta llegar a la década de los 80, donde la mejor condición física de los participantes, así como la creación de nuevas tácticas, hizo volver a los orígenes, donde los jugadores defensores preferían conceder un penal antes que la posibilidad de ocasión clara de gol, estropeándose así infinidad de jugadas espectaculares, por ello, en 1990, se regula que además de la falta o penal, expulsar al jugador que evitará una ocasión manifiesta de gol y en muchos torneos acarreando además la sanción de un partido.

Plantear la posibilidad de eliminar la expulsión es retroceder 100 años en la evolución del fútbol, si a eso añadimos la mejor condición física de la historia y los mejores entrenadores desde el punto de vista del análisis y estudio del juego, nos podemos encontrar que la supresión de la norma sería muy perjudicial para el juego de ataque, ese que hace por momentos nuestro juego mágico.

Por todo ello soy partidario del penal y expulsión y eliminar el partido de sanción por ser la parte excesiva del triple castigo.

>>>> Si quieres recibir nuestras nuevas publicaciones en tu email subscríbete vía RSS o en este enlace: Subscríbete. Si quieres saber más sobre reglas de juego (cambios, resolución jugadas, preguntas técnicas…) síguenos en Twitter pinchando en este enlace @arbitrofutbol.

Comentarios y trackback no están actualmente permitidos.

Comentarios están cerrados.

Contact Us